El motivo por el que Tom Hanks y Rita Wilson son oficialmente ciudadanos de Grecia | Gente

Sonrientes, abrazados por la cintura, vestidos con ropa veraniega, entre olivos y pisando el clásico suelo griego de cantos rodados formando mosaicos. Así aparecían en la fotografía —no exactamente oficial, pero con tanta pompa que casi lo era— los actores Tom Hanks y Rita Wilson junto a Kyriakos Mitsotakis, primer ministro de Grecia, y su esposa, Mareva Grabowski. Pero lo más llamativo no era la curiosa fotografía del mandatario europeo junto a dos de las estrellas más importantes de Hollywood, sino que los intérpretes sostenían en sus manos sus nuevos pasaportes: los que les convierten en ciudadanos griegos.

La imagen no ha aparecido en los perfiles de los actores, sino que ha sido el propio Mitsotakis quien ha querido compartirla en su cuenta de Instagram, con casi 260.000 seguidores, afirmando que ambos “son ya orgullosos ciudadanos griegos”. Un gesto inesperado que ha resultado llamativo para los muchos miles de seguidores de los actores estadounidenses (o, desde ahora, griego-estadounidenses).

Hace años que el matrimonio Hanks-Wilson está muy vinculado a Grecia. De hecho, el pasado diciembre ya fueron nombrados ciudadanos de honor del país, y ahora su estatus se ha reforzado al recibir estos pasaportes. Un reconocimiento que, según la ley griega, se puede dar a aquellos “que han prestado servicios excepcionales al país o cuya nacionalización sirve al interés público”.

El matrimonio llegó a primeros de julio al país para celebrar allí el 64º cumpleaños del intérprete de Forrest Gump, el pasado día 9. Vestidos de manera informal, con mascarillas y pañoletas para cubrirse, procedían de California, donde han pasado el confinamiento tras superar el coronavirus, del que se contagiaron a primeros de marzo, durante un viaje a Australia en el que Hanks buscaba localizaciones para su próxima película. La pareja se ha mostrado muy comprometida con la investigación de la enfermedad y han llegado a donar su propio plasma para tratar de encontrar una vacuna contra la covid-19.

Los actores fueron fotografiados aterrizando en su jet privado en la isla de Paros, una de las más grandes y conocidas de las alrededor de 2.000 del país. Desde ahí dieron el salto a la cercana Antiparos, donde poseen una casa. En ella encuentran una tranquilidad e intimidad difícil de conseguir en Hollywood, pero también en casi cualquier otro rincón del planeta, dada su fama.

La vivienda es una gran edificación blanca de 450 metros cuadrados situada en un terreno de 25.000 metros cuadrados con salida al mar. Es una de las propiedades más preciadas del matrimonio desde hace dos décadas, cuando se instalaron en ella para pasar allí sus veranos junto a sus hijos y amigos que les visitan, como Matthew McConaughey (que acudió el verano pasado con su madre, Kay McCabe) o Woody Harrelson. Allí la pareja y sus seres queridos disfrutan de la comida local, se juntan con los habitantes de la zona y salen a pasear, bucear o nadar, incluso de forma semiprofesional: en el verano de 2014, Hanks cruzó a nado el canal que separa Antiparos de Paros en una competición local, como se hicieron eco medios griegos.

De hecho, su vínculo con el país es tan grande que han decidido producir películas relacionadas con él y se han empeñado en grabarlas allí. De hecho, ambos son productores de las dos partes de Mi gran boda griega y de Mamma mia!, así como de la comedia de 2009 Mi vida en ruinas, todas ambientadas en Grecia. En una entrevista, Nia Vardalos, guionista y protagonista de Mi gran boda griega, afirmaba que Hanks se empeñó en que todos los detalles tuvieran autenticidad. “Había una escena en la que un personaje llevaba pantalones vaqueros y supuestamente la familia acababa de volver de la iglesia. Tom sabía que ningún griego ortodoxo practicante lleva vaqueros a la iglesia, así que de forma astuta hizo los cambios apropiados, que nadie notó”, contó Vardalos en una entrevista recogida por The Daily Mail.

“Soy griego al 110 por ciento, soy más griego que los propios griegos”, ha dicho en alguna ocasión Hanks. En realidad, su esposa es más griega que él. Nacida en Los Ángeles (California) como Margarita Ibrahimoff, de padre búlgaro (pero nacido en Grecia) y madre griega, se crio en la fe ortodoxa del país heleno. Una religión que después abrazó él mismo y de la que ha hecho apostolado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*