Las autoridades sanitarias argentinas piden que se retrase la vuelta del fútbol

El regreso del fútbol argentino está en el aire después de que las autoridades sanitarias del país sudamericano hayan pedido aplazar la vuelta de los entrenamientos de los equipos de fútbol. Estos no tienen fecha marcada para retomar el trabajo en sus instalaciones, si bien es cierto que los clubes tenían previsto hacerlo a lo largo de la próxima semana.

Messi celebra uno de sus cuatro tantos al Levante.

Esta información llega a los medios después de la reunión que mantuvieron el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA)Claudio Fabián Tapia, y el ministro de salud de Argentina, Ginés González García. Los dirigentes dedicaron el encuentro a estudiar soluciones de cara al regreso de los entrenamientos, al menos, de los equipos que juegan la Copa Libertadores.

No obstante, la intención de los mandatarios del fútbol choca con las palabras del viceministro de salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, quien afirmó que “no es el momento de dar una discusión de esas características”, declaró en la radio La Red.

Kreplak destacó que “es descontextualizado que América Latina intente volver al fútbol en este momento. Podría no haber suspendido hace unos meses, pero ahora es el peor momento para hacerlo, tanto en Argentina como en Brasil, en para Perú y en toda la región”.

También recuerda que “estamos en la etapa de mayor cantidad y de más riesgo de contagios. En ese contexto, para que vuelva el fútbol, tendríamos que tener un protocolo demasiado estricto”.

Dadas las circunstancias que se viven en el país, el “sistema de salud se encuentra bajo una tensión muy grande”, según Kreplak, por lo que recomienda aplazar la vuelta de los entrenamientos.

La postura del viceministro de salud de la provincia de Buenos Aires va en la misma línea que la de la secretaría de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien afirmó al mismo medio que lo mejor sería “esperar unas semanas más” para que los equipos regresen al trabajo porque “estamos en una situación de riesgo de desborde del sistema de salud”.