Las contradicciones de Corinna Larsen sobre el rey emérito | España

Las declaraciones judiciales de Corinna Larsen, antigua amiga del rey emérito, ante el fiscal suizo Yves Bertossa, que la investiga por un presunto delito agravado de blanqueo de capitales, son contradictorias con sus afirmaciones al comisario jubilado José Manuel Villarejo en una conversación que mantuvieron en Londres en 2015.

Larsen se ha negado a responder a ninguna de las preguntas que el fiscal jefe del cantón de Ginebra le ha formulado sobre estas grabaciones, asegurando que son “ilícitas y truncadas”. También ha rehusado responder si es su voz la de la persona que habla con Villarejo, hoy preso y acusado de un largo rosario de delitos.

-”Me preguntáis si es mi voz la que aparece en estas grabaciones. Me niego a responder a esta pregunta”, afirmó durante su declaración.

-”Me observáis que hasta ahora no he respondido públicamente al contenido de estas grabaciones. Me niego a pronunciarme en ese aspecto”, insistió.

-”Me preguntáis por qué me niego a pronunciarme. Me niego a responder”, concluyó amparándose en el consejo de su abogado.

Bertossa preguntó a Larsen por su charla con Villarejo al pedirle explicaciones sobre su sociedad Mountain Lion Inc, propietaria de un terreno en Marrakech valorado en 1,8 millones. En la grabación con el comisario jubilado esta afirmaba que el terreno había sido un regalo del rey de Marruecos a Juan Carlos I. Ante el fiscal suizo, en cambio, afirmó lo contrario.

“Es un regalo del rey de Marruecos. Este regalo se hizo a mi favor, no a favor de Juan Carlos I. (…) Visité al rey de Marruecos para agradecerle su regalo. Esperaba que construyera una casa sobre el terreno. Sabía que yo iba a Marruecos desde hacía más de 20 años. Decidió ofrecerme el terreno para que invirtiera en Marruecos. Ignoro si Juan Carlos I ha recibido un regalo del rey de Marruecos”.

Larsen aseguró a Bertossa que fue ella quien pidió al abogado Dante Canonica que creara la sociedad Mountain Lion Inc, para poner este terreno a su nombre, mientras que en otra conversación mantenida con Villarejo, y publicada por Ok Diario, dice lo contrario y sugiere que el verdadero dueño es Juan Carlos I.

La conversación entre Larsen y Villarejo forma parte de la pieza Carol sobreseída provisionalmente por el juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que investiga las actividades delictivas del excomisario. El juez Manuel García Castellón envió al fiscal suizo las cintas de este encuentro grabado por Villarejo y Bertossa ha preguntado a Corinna sobre sus afirmaciones sin recibir respuesta.

En todas las comparecencias que ha tenido frente al fiscal suizo, al menos tres hasta el pasado mes de junio, Larsen ha eximido al rey emérito de haberla utilizado como testaferro y afirma que todas las propiedades que ella posee en Reino Unido y Suiza son suyas y el dinero que le transfirió Juan Carlos I para la compra de las mismas “préstamos” que asegura haber devuelto.

Sobre la donación “irrevocable” que Juan Carlos I le hizo en 2012 de 64.8 millones afirma que fue “por gratitud, amor, porque tenía la esperanza de recuperarla y no para deshacerse del dinero”. En ningún momento de su primera declaración afirma que se los haya reclamado, en contra de lo que señala la carta que sus abogados enviaron a La Zarzuela en 2019. Los 65 millones que el entonces jefe del Estado recibió en 2008 de Arabia Saudí los define como “un regalo” del rey Abdalá bin Abdulaziz, fallecido en 2015.

La declaración de la consultora alemana, desvelada por EL PAÍS, todavía no ha llegado a España porque Larsen se opone y ha recurrido su envío, una facultad que existe en Suiza para las personas que declaran en calidad de investigadas. La entrega podría dilatarse meses, según fuentes judiciales helvéticas.

No es la primera vez que Larsen incurre en contradicciones cuando se le pregunta en un juzgado sobre las acusaciones que esgrimió sobre el Rey emérito en su reunión con Villarejo.

Cuando el fiscal anticorrupción Luis Pastor la interrogó en el marco de la investigación sobre un presunto delito de corrupción en transacciones internacionales por las obras del AVE a la Meca, la consultora se desdijo. Corinna aseguró en esta ocasión que tuvo conocimiento del supuesto papel de intermediario del Rey emérito en ese proyecto y de la supuesta reclamación de una comisión “a través de terceros”.

A Corinna Larsen se la considera el principal testigo del caso tanto en Suiza como en España. Su testimonio será trascendental para el desarrollo de la investigación sobre Juan Carlos I que inició la Fiscalía Anticorrupción que dirige Alejandro Luzón y que ahora continúa en el Tribunal Supremo al afectar a una persona aforada.

La Fiscalía de este organismo investiga al rey emérito por indicios de un presunto delito fiscal y blanqueo de capitales.

.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*