Nissan mejora las indemnizaciones y da de plazo hasta el martes para llegar a un acuerdo | Economía

La dirección de Nissan ha lanzado una “última oferta” en la que propone mejorar las indemnizaciones para los 2.525 trabajadores afectados por el cierre de las tres plantas barcelonesas, se compromete al mantenimiento de la actividad industrial hasta 31 de diciembre de 2021, siempre que se reinicie la producción a finales de agosto y a buscar fórmulas menos traumáticas para los empleados que sufran el ajuste.

La empresa ha advertido de que, pese a que el periodo de consultas finalizó este viernes, día 31 de julio, mantendrá esta propuesta hasta el próximo martes, aunque si es rechazada “procederá de conformidad con la normativa vigente”, es decir, a pagar las indemnizaciones mínimas que correspondan por ley.

Dirección y trabajadores celebraron el viernes la octava reunión de mediación convocada por la Generalitat en el proceso oficial de consultas iniciado el 30 de junio sobre la intención de la compañía de cerrar la fábrica de la Zona Franca y los centros de Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca desde diciembre.

“Tras intensas horas de negociación en los últimos días y a pesar del esfuerzo de acercamiento por ambas partes, se ha constatado que en las propuestas finales la distancia entre las posiciones de ambas era insalvable. Debido a ello el periodo de consultas ha finalizado”, indicó la dirección en un comunicado la pasada madrugada, tras la reunión con los sindicatos que acabó sin acuerdo.

Ya este sábado, Frank Torres, responsable de las operaciones industriales de Nissan Motor Ibérica y de las negociaciones en Barcelona, en una rueda de prensa virtual, se mostraba más conciliador y confiaba en que los trabajadores “recapacitaran” sobre la última propuesta de la empresa y la aceptaran este martes.

La multinacional se compromete al mantenimiento de la actividad industrial hasta 31 de diciembre de 2021, condicionado a que se reinicie la producción a finales de agosto, tras la parada técnica de verano, en los tres centros productivos.

A cambio, se garantizarían todos los empleos solo “hasta el 31 diciembre de 2020”, pero creando una comisión junto con los representantes de los trabajadores para explorar “fórmulas para gestionar el excedente de personal motivado por las bajas cargas de trabajo sin medidas traumáticas, a lo largo del ejercicio 2021”.

Mejora de las indemnizaciones

Para evitar medidas traumáticas, a los empleados menores de 50 años se les abonará una indemnización de hasta 60 días de salario por año con un tope de 42 mensualidades, mientras que para los trabajadores que pudieran recolocarse en alguna de las posibles alternativas industriales, la compañía propone una indemnización máxima de 33 días por año trabajado con un tope también de 42 mensualidades.

Los trabajadores de este colectivo que a partir del 1 de enero de 2021 acepten de manera voluntaria la extinción de su contrato antes del 31 de diciembre de 2021 tendrán derecho preferente de incorporación en la potencial empresa de reindustrialización y su indemnización será calculada a fecha 31 de diciembre de 2021

Para los empleados nacidos entre enero de 1967 y diciembre de 1970, la dirección plantea un plan de rentas que incluye un complemento hasta el 75% del salario neto hasta los 61 años, sin abono del Convenio Especial.

Asimismo, se mejora el plan de prejubilaciones ofrecido para los trabajadores nacidos antes del 31 de diciembre de 1966, que incluye un abono del 90% del salario neto hasta los 63 años, “así como el abono del Convenio Especial con la Seguridad Social hasta la misma edad tal y como se establece legalmente”.

Los sindicatos no están de acuerdo en principio con la esta última oferta de la empresa, como manifestaron al término de la reunión. Su contrapropuesta se basa en una indemnización de 70 días por año trabajado con carácter general más una paga lineal de 30.000 euros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*