Rusia responde a Alemania que no quiere volver al G-7, prefiere el G-20

En la política exterior de Rusia no se contempla como objetivo volver a participar en las reuniones del G-7, como ocurría antes de la crisis ucraniana del 2014. Así de claro lo dejó ayer el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en respuesta a unas declaraciones del ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, que puso como condición para el regreso de Rusia la solución al conflicto en Ucrania.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, “nunca ha presentado ninguna iniciativa para que Rusia se una de nuevo a los trabajos del G-7”, puntualizó Peskov. El ministro de Exteriores alemán expresó el domingo su oposición a esa posibilidad durante una entrevista al periódico Rheinische Post . Maas argumentó que los problemas por los que Rusia fue expulsada del grupo todavía no se han resuelto.





“La razón de la exclusión de Rusia fue la anexión de Crimea y la intervención en el este de Ucrania. Hasta que no haya solución a estos problemas, no veo ninguna posibilidad de restablecimiento”, afirmó.


“La razón de la exclusión de Rusia fue la anexión de Crimea y la intervención en el este de Ucrania”






Heiko Maas enfatizó que Berlín ve la península de Crimea como parte de Ucrania. “No podemos encogernos de hombros y aceptar que alguien mueva arbitrariamente las fronteras en Europa en el siglo XXI. Si resolvemos el problema en el este de Ucrania, el problema de Crimea también debe resolverse”, dijo.

Peskov recordó que en el 2014 estaba prevista la celebración de la cumbre del G-8 (nombre con la participación de Rusia) en Sochi, en el mar Negro. “Pero los participantes se negaron a venir. Desde entonces, Putin no ha hecho ningún intento por volver a reunirlo. Por lo tanto, plantear esta cuestión de esta manera no es nada actual. Rusia no intenta unirse al G-7”, afirmó.

El portavoz del Kremlin también apuntó como motivo que Moscú está satisfecho con la eficiencia del G-20. Este formato “responde mejor a las realidades económicas modernas en términos de centros de desarrollo económico en el mundo”, puntualizó.






Para Rusia, el formato del G-20 “responde mejor a las realidades económicas modernas”





También intervino el senador Alexéi Pushkov, quien señaló que las palabras de Maas parecen más una respuesta al presidente de EE.UU., Donald Trump. Según Pushkov, el G-7 pierde más que Rusia por su ausencia. “Trump lo entiende, pero parece que Berlín, no”, escribió en Twitter.

Fue Donald Trump quien planteó la posibilidad de que Rusia se reincorpore al grupo, cuando en agosto del 2019 anunció que podría invitar a Putin al G-7 que en el 2020 se celebrará en EE.UU.

El G-7 está integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido.





Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*